Blog | 10 ago. 2020

Automatización inteligente 2025: la empresa de cíborgs

Intelligent Automation 2025 Banner

Bienvenidos al 2025, donde las empresas globales más exitosas han aumentado sin problemas la cantidad de trabajadores humanos con trabajadores digitales, que incluso son menos distinguibles de sus contrapartes humanas en su capacidad de juzgar, aprender de los errores y crear valor. Bienvenidos a la era de la empresa de cíborgs.

Como miembro de la generación X, la noción de computadoras integradas en el cuerpo humano era parte únicamente del ámbito de la ciencia ficción para mí; poco podía saber que en algunos años mi propia hija sería un cíborg en la vida real. Mi hija nació completamente sorda y ahora usa procesadores informáticos que procesan el sonido en señales eléctricas que se conectan mediante cables directamente a su nervio auditivo. Sus radiografías parecen de ciencia ficción, en parte humana, en parte máquina con un circuito directamente conectado a su cerebro. Y entonces, siento que el esfuerzo de Elon Musk con Neuralink, de desarrollar interfaces cerebro-computadora con un ancho de banda de alta velocidad para conectar los humanos a las computadoras, está más cerca que nunca.

Entonces, aquí estamos en el 2025, y ¿cómo se ve la empresa de cíborgs?

El descubrimiento automático de procesos finalmente resulta útil y lo suficientemente sólido como para estar en todas las empresas exitosas, ya que las empresas más pequeñas procesan la inteligencia a medida que un servicio se ejecuta en la nube con pequeños agentes de software que se ejecutan en computadoras portátiles, servidores y dispositivos móviles todos al mismo tiempo. La mano de obra de la empresa de cíborgs está impulsada principalmente por el deseo de tener el análisis de personas en tiempo real, mientras que las TI de la empresa solían tener un panel de control que mostraba la utilización en tiempo real de los servidores y los trabajadores digitales. Ahora esa mano de obra tiene un panel de control que muestra la utilización en tiempo real de trabajadores humanos en combinación con sus contrapartes digitales y realiza un seguimiento de los casos, procesos y tareas, y mide los resultados. Este panel de control total de la empresa cuantifica de manera efectiva la producción de la organización en tiempo real. El impacto de cada intervención comercial, el cambio a procesos comerciales y la implementación de procedimientos nuevos ahora pueden seguirse y medirse de manera inmediata. El corazón de la empresa ahora está vivo y se usa como la lanza de la productividad y la competencia.

La automatización asistida y con intervención humana es simplemente una parte de la vida diaria. Las versiones de Alexa y Google Assist de la empresa han tomado el concepto de asistencia en el hogar activada por voz y lo llevaron al lugar de trabajo. Los trabajadores humanos conversan con los trabajadores digitales a través de la voz para dar instrucciones y manejar las excepciones porque es más conveniente y más rápido. Las cámaras web observan los ojos de los usuarios, siguen su mano y combinan esto con las vistas de las pantallas y el audio, y así construyen modelos de intención y operación. Con la aceleración del hardware neuromórfico que maneja la mayor parte del reconocimiento en el dispositivo, la conversación y la interacción fluyen de manera tan natural como si fuera entre personas. Estos no son robots de chat, son compañeros de chat. Al mismo tiempo que AutoML, el aprendizaje automático que acelera el tiempo que se consume, tareas iterativas del aprendizaje automático de formación se integran directamente en el centro de cómo funcionan los trabajadores digitales. Esto significa que las excepciones inusuales, sin importar qué tan poco frecuentes sean, se manejan de manera automática con algoritmos de autoreparación mediante la visión por computadora y síntesis de programas; o si se requiere de la participación humana, se manejan tan fácil y rápidamente como un chat con un amigo y no requiere de mayor intervención.

El desarrollo de automatización de procesos, que solía seguir a un proceso catarata de etapas de descubrimiento, diseño y entrega, ha pasado de ser ágil a volverse completamente autogestionado. Los trabajadores digitales más avanzados no solamente descubren procesos, sino que, mediante interacciones mínimas construyen y ejecutan procesos ellos mismos; además, gestionan cambios, se organizan para ampliarse y, mediante el monitoreo predictivo, el análisis predictivo y los mecanismos de control verificados de simulación, funcionan sin necesidad de recurrir a los desarrolladores. Los supervisores digitales aprovechan la observación multinivel de las actividades humanas y de sistema y las vuelven a relacionar con las métricas fundamentales de la empresa mediante la inteligencia de procesos para así elaborar y dirigir casos, procesos y tareas individuales para que realicen los trabajadores digitales y humanos.

El juicio sofisticado, alguna vez considerado como el componente fundamental de las habilidades humanas, en especial frente a dominios complejos y dinámicos, resultó ser no mucho más complejo que el descubrimiento de patrones de interacción a través de mediciones de las características relevantes y relaciones entre entidades e información. Ahora, las técnicas informáticas cognitivas les permiten a algunos trabajadores digitales manejar la información que falta, resolver entradas conflictivas, tomar decisiones comprometidas y adaptarse más rápidamente que sus contrapartes humanas.

Los diagramas de flujo usados para los procesos de programación han evolucionado a una serie de instrucciones de resultados de alto nivel, donde alguna vez los desarrolladores tenían que recuperar cada acción de manera explícita, los modelos de autoformación ahora usan la observación para obtener el conjunto subyacente de acciones requeridas. En lugar de confiar en uno o dos expertos en la materia para que le digan al desarrollador de qué manera los trabajadores digitales deben hacer lo que necesitan, la empresa de cíborgs utiliza sus sensores de alto alcance conectados, IoT, pantallas, cámaras web, micrófonos, bases de datos y tráfico de redes para obtener lo que deben hacer de manera más efectiva y para autodiseñar sus procesos.

Cinco años antes, Nvidia mostró que se puede obtener todo el software de solo observar la pantalla; ahora se obtienen y completan casos sin necesidad de interactuar con gran parte de las interfaces de usuario humanas propias de la empresa. Hoy en día, los caminos y las decisiones en miles de casos se analizan de manera automática para obtener la resolución al regresar solamente las excepciones no vistas al trabajador humano para que haga sus juicios.

En segundo plano, los trabajadores digitales leen y responden solicitudes de la amplia mayoría de clientes y socios y de sus propios sensores de sistemas, mientras que equilibran sus colas de trabajo de manera dinámica, autodiagnostican bloqueos y organizan sus actividades para garantizar que se alcanzan los tiempos de respuesta más elevados mediante el uso elástico de los recursos informáticos y las recomendaciones prescriptivas que se realizan mediante los cálculos de ROI impulsados por datos para más recursos.

La empresa de cíborgs es un sistema operativo híbrido que interpreta el contenido de los modelos de empresa de acuerdo al comando de los resultados comerciales, y organiza las operaciones de la empresa mediante la asignación dinámica y el monitoreo de los recursos de la empresa ya sean humanos, computadoras o sistemas externos. En 2025, la automatización inteligente ya no será un complemento, será el corazón que late de la empresa, la mano de obra de cíborgs que la hace funcionar.

La tecnología a nuestro favor

Los trabajadores digitales de Blue Prism son inteligentes, versátiles, autónomos y seguros. Junto con su fuerza laboral actual, pueden automatizar procesos que impactan desde el trabajo de oficina hasta la experiencia del cliente. Los beneficios son muchos: más agilidad y control sobre el trabajo; nuevas y transformadoras formas de operar; y más tiempo para que su equipo se concentre en lo que realmente importa.

Comenzar Prueba gratuita

© 2021 Blue Prism Limited. “Blue Prism”, el logotipo de “Blue Prism” y el dispositivo Prism son marcas comerciales o marcas comerciales registradas de Blue Prism Limited.
Todos los derechos reservados.