Blog | 10 dic. 2020

Volvemos a imaginar el trabajo: Antes y después de la COVID-19

BP CIONET Report Web Thumb 440x308px

El futuro del trabajo

La manera antigua de trabajar ha desaparecido para siempre; hemos entrado en una nueva normalidad. El economista principal del Bank of England, Andy Haldane, lo ha confirmado recientemente cuando dijo que la pandemia de coronavirus ha activado el cambio más grande en las prácticas laborales en tiempos modernos. Este cambio no será temporal.

Para ayudar a las organizaciones líderes a prepararse para después de la era COVID, Blue Prism ha auspiciado un estudio CIONET para que volvamos a imaginar el trabajo.

Para reducir nuestro enfoque sobre los posibles efectos de la pandemia en las prácticas laborales, hemos dividido nuestro análisis sobre el futuro del trabajo en tres áreas relacionadas entre sí: flujo de trabajo, mano de obra y lugar de trabajo. Este enfoque nos ayudó a estructurar nuestras conversaciones con 20 ejecutivos de nivel C (COO, CIO y CTO) de organizaciones selectas, y es respaldado por la experiencia colectiva de nuestro Consejo de innovación de CIONET, que se basa en 40 líderes digitales de las principales empresas del Reino Unido. Hemos usado estas conversaciones para producir un conjunto integrado de recomendaciones sobre cómo se pueden preparar las empresas para el futuro del trabajo en la era posterior a la COVID.

Nuestro informe se enfoca, específicamente, en cómo la automatización inteligente puede ayudar a las grandes empresas a ser más productivas y tener mayor respuesta en el futuro. Creemos que la automatización inteligente podría superar un bloqueo en la producción y el crecimiento corporativo que ha contribuido al estancamiento económico durante gran parte de las últimas dos décadas. También observamos las barreras potenciales a la innovación en el lugar de trabajo y cómo los C-suite deberán abordar estos bloqueadores de manera urgente. Concluimos con la presentación de una guía completa para la adopción de la automatización inteligente y proporcionamos a los ejecutivos un marco práctico para seguir esta guía.

20 años de cambios en solo 12 meses

El 2020 ha sido un año de transformación tecnológica y socio económica. A continuación presentamos los que creemos que son los cambios obligados a los que se enfrentan los C-suite en las tres áreas centrales del flujo de trabajo, la mano de obra y el lugar de trabajo:

Flujo de trabajo

  • Los directorios deberán cambiar el enfoque de excelencia operativa a experiencia del cliente. Hacer este cambio es la única forma en que pueden esperar competir con la ola creciente de empresas nativas digitales que han encontrado nuevos modos de prosperar durante la pandemia. Este cambio de la excelencia operativa a la experiencia del cliente requiere recortar grandes franjas de proyectos internos que se concentran en la modernización de la fábrica. En cambio, los líderes empresariales deben aplicar sus escasos recursos de inversión en mejorar todas las etapas del trayecto del cliente, desde la adquisición del producto o servicio hasta la gestión del ciclo de vida. Además, los grandes propietarios deberán convertir sus estructuras rígidas, y a menudo jerárquicas, en modelos comerciales ágiles y fluidos que puedan responder rápidamente a un mundo VUCA (acrónimo que significa volátil, incierto, complejo y ambiguo).

Mano de obra

  • Los grupos tradicionales de mano de obra localizada deberán ser reemplazados por talentos globales y digitales. La pandemia ha demostrado que el personal puede trabajar perfectamente lejos de la oficina, y es probable que este descubrimiento implique que los empleados pasen mucho menos tiempo en las sedes corporativas en el futuro. Este cambio al trabajo remoto probablemente patrocine una fluidez mucho mayor en la adquisición de personal profesional y directivo en todo América del Norte, Europa y Asia. Los avances proporcionales en inteligencia artificial y aprendizaje automático, o lo que nosotros llamamos talento digital, absorberán muchos de los elementos rutinarios del trabajo diario. Estos avances significarán que el personal podrá usar su valioso tiempo para centrarse, en cambio, en tareas innovadoras y creativas.

Lugar de trabajo

  • Con el transcurso del tiempo, las empresas deberán reducir su presencia en la oficina entre un 30% y un 50%, y así liberarse de las líneas de regimiento de trabajadores pendientes de la pantalla en favor de los espacios creativos que fomenten el trabajo basado en equipos; esto se encuentra descrito en el informe como trabajo conjunto y consciente (o heads-up y heads-together) El trabajo individualista (heads-down) estará confinado, en gran medida, al hogar o a las oficinas satélite menos costosas. El especialista en bienes raíces, WeWork, estableció un ejemplo previo a la COVID de cómo se vería la oficina del futuro, con un énfasis en espacios de reunión sociales y flexibles. Esperamos que las empresas selectas adopten formas de trabajo en oficina similares para fomentar al personal a pasar su tiempo en la oficina de un modo social y productivo.

En todo el flujo de trabajo, la mano de obra y el lugar de trabajo, creemos que la combinación de estos cambios concurrentes permitirán a las empresas volverse más ágiles y relevantes en la era posterior a la COVID mediante la adopción de los siguientes enfoques:

  • Un enfoque ligero de activos respecto de la propiedad, infraestructura y recursos humanos: cómo reducir los costos fijos y aumentar la flexibilidad operativa.
  • Una mano de obra digital, que combine a los humanos con el talento digital que será más innovadora al responder de manera creativa a los cambios externos.
  • Automatización del flujo de trabajo de principio a fin que acelerará la agilidad operativa y atraerá a los socios comerciales a un ecosistema estrecho.

El resultado de esta transformación en las prácticas laborales podría ser un círculo virtuoso que coloca a la innovación entre las prioridades de la agenda corporativa

¿Cuáles serán los bloqueadores?

Nuestras conversaciones con los líderes digitales también expusieron potenciales barreras a la transformación en las prácticas laborales. Entre estos bloqueadores, muchos de los cuales creemos que se pueden superar al adoptar la automatización inteligente, se incluyen los siguientes:

  • La deuda heredada, que comprende los sistemas, procesos e infraestructuras obsoletos, que resulta muy costosa reemplazar. La automatización inteligente puede ayudar a integrar los sistemas heredados y modernos al eliminar las interfaces manuales engorrosas.
  • Los datos fragmentados que se unen para crear un vasto grupo de recursos no explotados. La automatización inteligente puede ayudar a las empresas a limpiar datos y codificar el conocimiento, al ayudarlas a desarrollar perspectivas más profundas y acceder a nuevas fuentes de valor.
  • Las habilidades y culturas heredadas que resisten al cambio. El avance hacia una mano de obra digital puede ayudar a mejorar las percepciones del trabajo al eliminar la repetición y crear un enfoque en la creatividad. Este cambio debe motivar a los empleados, en especial a la generación entrante de millenials con conocimientos sobre tecnología.

La gran recompensa de la introducción de la automatización inteligente puede ser el desarrollo de técnicas de conocimiento como servicio (Knowledge as a Service, KaaS) que ayudan a captar, codificar y aplicar la gran experiencia que actualmente está guardada en las mentes de los empleados. Este desarrollo podría conducir al nacimiento de nuevas tecnologías y especialistas, tal como ha sido el caso del Software como servicio (Software as a Service, SaaS) y la emergencia de actores importantes como Salesforce y Workday.

Cómo hacer las grandes apuestas de automatización

Durante nuestras conversaciones con los miembros del Consejo de Innovación, buscamos identificar dónde deberían hacer sus grandes apuestas los COO, CIO y CTO con respecto a la introducción de la automatización inteligente y el talento digital en la era posterior a la COVID; en pocas palabras, ¿de qué manera deben planificar y prepararse para dichas eventualidades?

Creemos que este informe le dará a usted y a sus colegas ejecutivos la información que necesitan para prepararse para los cambios posteriores a la COVID en cuanto al flujo de trabajo, la mano de obra y el lugar de trabajo. Esta transformación en las prácticas laborales presentará muchos desafíos para los ejecutivos, si bien estas barreras están lejos de ser inabordables. Al adoptar los beneficios de la automatización inteligente, las grandes empresas tendrán las bases para prepararse con confianza para el futuro del trabajo.

Si desea tener mayor información acerca de lo que necesita para prepararse para los cambios posteriores a la COVID en cuanto al flujo de trabajo, la mano de obra y el lugar de trabajo, descargue Volvemos a imaginar el trabajo: informe del antes y después de la COVID-19 AQUÍ.

La tecnología a nuestro favor

Los trabajadores digitales de Blue Prism son inteligentes, versátiles, autónomos y seguros. Junto con su fuerza laboral actual, pueden automatizar procesos que impactan desde el trabajo de oficina hasta la experiencia del cliente. Los beneficios son muchos: más agilidad y control sobre el trabajo; nuevas y transformadoras formas de operar; y más tiempo para que su equipo se concentre en lo que realmente importa.

Comenzar Prueba gratuita

© 2021 Blue Prism Limited. “Blue Prism”, el logotipo de “Blue Prism” y el dispositivo Prism son marcas comerciales o marcas comerciales registradas de Blue Prism Limited.
Todos los derechos reservados.