Blog | 15 jun. 2020

Tecnología RPA y la próxima generación

Christopher Welham RPA Whiz

Recientemente, Ana Howes (Global Head of Education) y yo tuvimos el placer de que nos presentaran a un aficionado de la automatización de 11 años de edad, Christopher Welham. Conocí a Christopher y sus actividades de automatización gracias a su padre, Andrew, que nos contactó para ver si podíamos ayudar a su hijo a tener acceso a la plataforma Blue Prism, ya que estaba interesado en seguir aprendiendo.

Luego de un intercambio de correos electrónicos que tuve con Andrew, y gracias al apoyo de Ana y su equipo, pudimos darle acceso a Christopher a la Blue Prism University. A partir de ahí, Christopher pasó las siguientes semanas abriéndose paso a través de la plataforma de formación de Blue Prism.

Una vez que terminó la formación, Andrew me envió un correo electrónico en el que me explicó cómo su hijo había completado la formación básica de la Blue Prism University en menos de 3 semanas. Luego de conversar con Ana acerca de este logro increíble, decidimos que debíamos conocer a Christopher para saber más acerca de él y de su vida.

Acordamos una fecha que fuera durante el receso escolar y programamos una videollamada entre Christopher, Andrew y yo. No esperábamos encontrarnos con alguien que estuviera tan increíblemente relajado y confiado al hablar sobre una tecnología que actualmente brinda servicios a miles de clientes en todo el mundo; sin embrago, su confianza fue la punta del iceberg en nuestra llamada.

La sed de conocimientos sobre tecnología de Christopher estuvo muy presente durante nuestra llamada, y su pasión al hablar sobre software y lo que se puede hacer con él era contagiosa. Nos contó que ama las matemáticas, las computadoras, resolver problemas y los juegos (pero no es adicto a Fortnite). Dijo lo siguiente: “Me fascina que se pueda hablar con personas de todo el mundo mediante una computadora”. Luego, Christopher nos siguió explicando más ideas que tiene sobre la posibilidad de interactuar con otras personas a través de la realidad virtual (VR). Al hacerlo “nadie nunca se perdería una fiesta de cumpleaños, el baile de graduación o una reunión, incluso si están enfermos o no pueden asistir, porque podemos usar la tecnología para conectar a todos”.

Para mí, lo que era realmente visible era la pasión de Christopher y su modo de ver al mundo sin límites. Su creencia de mantenerse conectado con todos y usar la tecnología para ayudar en la vida de todos fue realmente conmovedora. Ver al mundo sin restricciones es una de las capacidades más puras que nos brinda la tecnología; cualquier persona con el mismo sistema de creencias que Christopher puede lograr lo que sea. En sus propias palabras, Christopher mencionó: “todos somos malos en algo hasta que lo aprendemos y practicamos; y luego somos buenos”. Realmente, no parece haber un mensaje más claro que este acerca del futuro de la tecnología.

Debido al tiempo libre que dejaron la Covid-19 y la cuarentena, Christopher decidió desafiarse a sí mismo para mantenerse ocupado. El desafío implicó integrar a los trabajadores digitales en las cosas que ya hace para facilitar su vida; desde cosas simples como “iniciar sesión” e interactuar en plataformas creativas como Microsoft Paint hasta juegos en línea como Fortnite o Roblox. Ana le propuso un desafío más cuando le pidió a Christopher que trabaje con Blue Prism para obtener su certificación. Esto convertiría a Christopher en el desarrollador más joven de Blue Prism en todo el mundo (o por lo menos, del que yo tenga conocimiento). Para guiar a Christopher en este camino, le hemos asignado a un tutor dedicado del Centro de Excelencia de Blue Prism.

Para ser exactos, le tomó a Christopher 16 días completar la formación básica; eso es aproximadamente cuatro horas por día, con un total de 64 horas. Esperamos que esto inspire a todos aquellos que estén pensando en certificarse a que lo hagan.

Personalmente, creo que las personas jóvenes, como Christopher, son las bases de un futuro mejor; y si aprendí algo de nuestras interacciones fue que todo es posible y todos pueden ser emprendedores digitales, ya sea que se trate de estar en casa con Alexa o en el trabajo usando sistemas complejos mal integrados. La mezcla correcta de pasión y fortaleza que vimos en Christopher realmente puede hacer que todo sea posible. Si tuviera que hacer un pedido a los que están leyendo este blog, les pediría que comprendan que Blue Prism es una oportunidad para que todos puedan definir el futuro basado en la automatización. Con la fortaleza y las creencias correctas, podría ser el próximo desarrollador, arquitecto, líder de servicios de entrega o scrum master de automatización del futuro.

¿Le interesa estar certificado por Blue Prism? Visite Blue Prism University.

Nos encantaría conocer su historia de aprendizaje.

La tecnología a nuestro favor

Los trabajadores digitales de Blue Prism son inteligentes, versátiles, autónomos y seguros. Junto con su fuerza laboral actual, pueden automatizar procesos que impactan desde el trabajo de oficina hasta la experiencia del cliente. Los beneficios son muchos: más agilidad y control sobre el trabajo; nuevas y transformadoras formas de operar; y más tiempo para que su equipo se concentre en lo que realmente importa.

Comenzar Prueba gratuita

© 2021 Blue Prism Limited. “Blue Prism”, el logotipo de “Blue Prism” y el dispositivo Prism son marcas comerciales o marcas comerciales registradas de Blue Prism Limited.
Todos los derechos reservados.