Estudio de caso

ABB logra la excelencia y eficiencia empresarial con la AI

+200

Colaboradores digitales brindan soporte a nivel mundial ya que entregan miles de informes a 25 países.

Rapidez

Colaboradores digitales con capacidades de OCR extraen rápidamente los datos financieros importantes.

95%

Un robot de chat, desarrollado con automatización inteligente, maneja la mayoría de las consultas al Servicio de viajes global de ABB.

“Queremos alejarnos de la RPA y avanzar hacia la automatización inteligente y cognitiva, y vemos que Blue Prism es nuestro socio para conseguirlo”.
Akshay Nigam Director del Programa global de automatización smart y análisis avanzado, adquisiciones y logística de GBS de ABB

La mano de obra digital de Blue Prism impulsa la eficiencia comercial para los fabricantes

La empresa de manufactura industrial suiza, la gigante ABB, es reconocida por su naturaleza innovadora. Como líder del mercado, la empresa es muy consciente de la necesidad de mantenerse al día con las nuevas tendencias tecnológicas para impulsar el crecimiento. Por ello, la función de adquisiciones y logística de ABB Global Business Services creó el equipo interno de automatización smart dedicado a mejorar la eficiencia mediante el uso de la automatización inteligente.

Desafío

ABB reconoció la importancia de transforma su empresa de forma digital. La empresa había invertido en las mejores soluciones tecnológicas , pero se percataron de que estas soluciones no satisfacían directamente las demandas de la industria. Los stakeholders de toda la empresa no estaban utilizando la tecnología de manera efectiva, o no la estaban usando directamente.

Solución

ABB se asoció con Blue Prism para implementar un programa de automatización inteligente sólido. Su objetivo era crear un enfoque de “primero la demanda”; así los clientes internos con problemas que necesitan una solución se dirigirían al equipo de automatización. La mano de obra digital inteligente de Blue Prism automatizó el trabajo repetitivo y administrativo de ABB, lo que les permitió a sus empleados centrarse en tareas que generen mayor valor, como la mejora de procesos y la formación de sus compañeros.

ABB también fue una de las primeras empresas en probar Blue Prism Decipher, una nueva solución de procesamiento avanzado que usa el reconocimiento óptico de caracteres (OCR) y la tecnología de aprendizaje automático para extraer datos valiosos de las facturas, pedidos de compra y más. 

Lo más reciente de Blue Prism