Estudio de caso

Mercy Radiology mejoró el flujo de efectivo en $200.000 por mes

$200.000

de flujo de efectivo mejorado por mes al cambiar a la facturación diaria

Dos

horas para completar la facturación; proceso que antes llevaba de 8 a 10 horas

El 98%

de las facturas se procesan de manera precisa

“Vemos que la salud digital y la tecnología digital tienen un impacto sobre el resultado que podemos brindar a un paciente y sobre el costo de la prestación de servicios de atención”.
Dr. Lloyd McCann CEO and Head of Digital Health, Mercy Radiology

Los proveedores de atención médica aceleran el proceso de facturación con los colaboradores digitales de Blue Prism

Mercy Radiology ofrece una amplia variedad de servicios radiológicos de intervención y diagnóstico de vanguardia en 13 clínicas diferentes. En su misión de convertirse en el proveedor de servicios de radiología biónica líder de Nueva Zelanda, el proveedor de atención médica continuaba operando con un sistema de facturación y elaboración de recibos manual. Este sistema no solo consumía tiempo sino que, además, conducía a errores. Mercy necesitaba un modo más eficiente de manejar este proceso. Es por eso que contrataron a Matilda, un colaborador digital inteligente de Blue Prism.

Desafío

A diferencia de los sistemas de atención médica de otros países, Nueva Zelanda ofrece a sus ciudadanos acceso a un esquema de Accident Compensation Corporation (ACC). En caso de que ocurra un accidente, los costos de atención médica de ese país están cubiertos en su totalidad por ACC, lo que incluye también el costo del diagnóstico. Sin embargo, esto significa que Mercy no siempre factura directamente a sus pacientes. El Sistema de información radiológica (RIS) de Mercy debe crear y mantener las facturas.

Solución

Luego de haber consultado con su socio local, Virtual Blue, Mercy Radiology implementó un colaborador digital inteligente de Blue Prism. Afectuosamente apodada Matilda, rápidamente se hizo cargo de la facturación y la elaboración de recibos. Ahora, cuando se ingresa una factura en el RIS, Matilda la levanta, automáticamente determina el pagador correcto y la aloja en su portal en línea. Al mismo tiempo, Matilda vuelve a verificar los datos del paciente en comparación con el número de identificación nacional de salud (NHI) para garantizar que sea correcto. Matilda ahora maneja e 98% de las facturas de manera automática.

Lo más reciente de Blue Prism