Blog | 6 oct. 2020

¿La AI puede finalmente digitalizar las finanzas comerciales?

Adobe Stock 372371422

Como sucedió con tantos otros elementos comerciales, la COVID-19 sirvió para acelerar la adopción de procesos digitales en las finanzas comerciales en todo el mundo. Con tantos bancos cerrados y el personal trabajando desde sus casas, el intercambio de documentos físicos asociado con las finanzas comerciales simplemente no era posible del mismo modo.

La pandemia amenazó con frenar un sistema que ha estado operando de manera exitosa por miles de años. La noción de finanzas comerciales se desarrolló debido a que las transacciones internacionales entre los compradores y vendedores traen varios problemas. ¿Cómo puedo saber que recibiré el pago por los bienes que estoy despachando hacia varios países extranjeros? ¿Puedo estar seguro de que estoy tratando con un proveedor con buena reputación?

Los bancos son fiadores de las operaciones y brindan documentos de apoyo como cartas de crédito (LC). Ofrecen financiación a corto plazo de manera efectiva con los productos o servicios subyacentes importados/exportados que funcionan como seguridad y garantía.

Las finanzas comerciales son grandes negocios para los bancos, y fueron por un total de $48.000 millones a nivel global en 2018. Pero el crecimiento de los servicios de pago transfronterizos digitales y los intercambios en línea pusieron presión sobre las finanzas comerciales, y los volúmenes de las operaciones de finanzas comerciales gestionadas por los bancos ya habían comenzado a caer antes de la pandemia.

El valor de la confianza

La “disciplina de las transacciones repetidas” entre partes durante muchos años elimina el requisito de pagar a los bancos el privilegio de las finanzas comerciales, y las conocidas cuentas abiertas, donde no existe mayor garantía que la confianza mutua, son cada vez más populares.

Si bien el valor del comercio internacional es tan alto como $3 billones, sus eficiencias se vieron muy expuestas con el impacto de la COVID-19. A diferencia de muchos procesos bancarios, en especial en las finanzas minoritas, las finanzas comerciales dependen de datos no estructurados y documentos que se comparten entre varias partes.

Una operación puede involucrar a más de 30 partes y hasta 100 páginas de documentos, algunos de los cuales pueden estar escritos a mano o comentados. Los bancos que asumen el riesgo de proporcionar finanzas comerciales deben estar seguros de que las partes son quienes dicen ser y que las operaciones se realizan de manera legal.

Los documentos en papel deben ser revisados y verificados manualmente, lo que conduce a retrasos y errores significativos. Los bancos también deben asegurarse de que cumplen estrictamente con las normativas en torno a la detección de sanciones para prevenir las actividades delictivas, tales como el terrorismo, el tráfico de drogas y la prostitución.

Deben excluir a aquellos particulares o empresas mencionadas por los gobiernos u organismos internacionales, ya que es probable que incumplan la ley y busquen lavar dinero a través de sus actividades delictivas.

Las listas se publican y actualizan regularmente, y la falta de cumplimiento ha llevado a cobrar multas millonarias y la encarcelación de funcionarios bancarios. Con un aumento esperado en el lavado de dinero, en parte debido a la pandemia global, es clara la necesidad de actuar rápidamente.

Presión por cambios

Las empresas que ven los beneficios de la digitalización de otros procesos bancarios están presionando cada vez más a sus instituciones financieras para que lleven las mismas eficiencias a las finanzas comerciales. Según una reciente encuesta sobre finanzas comerciales globales de ICC, solo el 13% de los bancos sostuvieron que tienen operaciones digitales maduras en funcionamiento.

La digitalización beneficiará a los bancos y a sus clientes. BCG estima que una solución digital integrada que incorpore la automatización inteligente, la digitalización colaborativa y futuras soluciones tecnológicas ahorraría a los bancos comerciales globales entre USD 2500 millones de USD 6000 millones mediante eficiencias operativas.

Entre las barreras para la adopción de estas soluciones se incluyen la falta de estandarización de los documentos, diferentes requisitos normativos regionales y presupuestos de TI reducidos. Si bien no hay escasez de tecnología que podría aplicarse a la digitalización de las finanzas comerciales, un enfoque de “big bang” global a un sistema con tantas partes en movimiento sería, como mínimo, desafiante.

En cambio, habrá una marcha lenta pero sostenida hacia la digitalización total, y los bancos de todo el mundo formarán consorcios e invertirán en redes de finanzas comerciales. La esperanza de la industria es que los bancos que encabezan la luchan y prueban conceptos a medida que avanzan prepararán el camino para la estandarización y la normativa en el futuro.

Innovación en el trabajo

Uno de esos pioneros es el banco Mashreq, el cual fue reconocido por Gartner como una de las instituciones financieras más innovadoras de los Emiratos Árabes Unidos. Ha aplicado la automatización inteligente a las finanzas comerciales e invertido en cuatro motores de reconocimiento óptico de caracteres (OCR) que pueden procesar e indexar miles de documentos en un día.

Si usted no puede acceder a este contenido, revise sus preferencias de cookies.

O haga clic en el enlace de abajo para abrir la página externamente.

Vea este video en video.blueprism.com

Los motores de OCR están capacitados para digitalizar documentos en papel como conocimientos de embarque, documentos de embalaje y facturas, clasificarlos e incluir sus imágenes en una sola hoja de resumen que puede compartirse con los clientes.

Mashreq también usó la automatización inteligente para acelerar significativamente el KYC y las verificaciones de sanciones, según indicó Shilpa Rodrigo, director de Servicios Comerciales del banco. “Tratar con tantos documentos físicos nos requería de mucho trabajo manual. Hoy en día, brindamos un tiempo de respuesta más rápido, datos y verificaciones de sanciones más precisas, y ciclos de efectivo más rápidos a nuestros clientes”.

En general, el uso de la automatización inteligente ha mejorado la productividad del banco en un 60%, introdujo la extracción automatizada de 500 puntos de datos, produjo una reducción del 90% en tiempo de espera del cliente y una reducción del tiempo de procesamiento de 48 a 3 horas.

Tal como demuestra Mashreq, es posible tomar medidas hoy para mejorar las eficiencias y la precisión de las finanzas comerciales sin tener que esperar a que llegue el mundo perfecto que tenga un marco global completamente regulado.